Julio invernal en Madrid. La marcha de los 26°C

40ºC

Abrigados a 40ºC en pleno julio madrileño: acto de ONGAWA, enmarcado en la campaña Efecto Luciérnaga: ¡lúcete!

(Entrada de Ana del Bosch publicada bajo este usuario)

Ayer (sí, sí, ayer, día 8), con los termómetros marcando los 40°C en el mes de julio más caluroso de los últimos cuarenta años, nos dimos un paseíto de esta guisa por las calles del centro de Madrid. ¿El motivo? Invitar a hacer un uso racional de los aires acondicionados para sobrellevar el calor estival, que este año, precisamente, promete ser una tarea más complicada que de costumbre.

La ciudadanía con sus actos cotidianos puede mejorar la situación de los más desfavorecidos

La ciudadanía con sus actos cotidianos puede mejorar la situación de los más desfavorecidos

Lo cierto es que nos preocupan los efectos locales de su uso inadecuado, sobre la salud por ejemplo, o por el aumento espontáneo de la temperatura en las ciudades que, según los expertos, puede llegar a ser de entre 1,5 y 2°C en una del tamaño de Madrid debido al encendido simultáneo de muchos aparatos. Sin embargo, como siempre, nos preocupan mucho más sus efectos a nivel global sobre las poblaciones empobrecidas del planeta.
Porque no está de más recordar que el empleo indiscriminado de esta tecnología contribuye al Cambio Climático, y éste, a su vez, al deterioro del medio ambiente y la extensión de la pobreza. El Calentamiento Global no es sólo una cuestión de grados. Es un fenómeno que afecta directamente a las condiciones de la vida de las personas y otros seres vivos del planeta. Y tiene que ver con el aumento de las hambrunas, las catástrofes, las enfermedades…

Caminando entre la gente a pleno sol

Caminando entre la gente a pleno sol

La contribución del uso de los aparatos de aire acondicionado al Cambio Climático se produce tanto por el empleo de refrigerantes que generan gases de efecto invernadero, como por su consumo energético. Por ello, subir la temperatura del termostato es un gesto que todos podemos hacer para luchar contra este problema, disminuyendo el consumo de energía adicional un 8%, según algunos expertos, por cada grado que aumentamos la temperatura.
Por todo ello, desde #EfectoLuciérnaga quisimos hacer un recordatorio a nuestros vecinos/as de Madrid, invitándoles a sumarse a la lucha contra la pobreza desde sus hogares, oficinas, etc. 26°C es una temperatura más que suficiente para estar cómodos en verano (y no lo decimos nosotros, lo dice también el IDAE, que además añade que la diferencia máxima recomendable de la temperatura interior frente a la exterior es de 12°C).

Caminata de 8 de julio

Menos ropa: menos enfriar, más responsable

Nuestra heroicidad (digo… marcha) comenzó a las 19.30 en Callao y finalizó una hora más tarde en el Museo Municipal, junto a Tribunal. En varios puntos hicimos altos en el camino con performances incluidas, de las que creemos que hay más de un documento gráfico no controlado moviéndose ya por redes sociales. Si los encontráis, compartid y comentad. Si no, igualmente, ¡ayudadnos a difundir el mensaje para concienciar al número mayor de personas posible!

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: