Comprometidos con el comercio justo

Compromiso con el CJ

Entre la maraña de causas de estas crisis alimentaria forjada como resultado de una evolución asimétrica e injusta del sistema agroalimentario mundial, también se encuentran las implicaciones de la firma de numerosos tratados comerciales bilaterales y multilaterales con los países ricos que, supuestamente, iban a mejorar el acceso a los mercados internacionales y a combatir la pobreza eficazmente. Sin embargo, los tratados han sido perniciosos para el sector agroalimentario de los países en desarrollo, permitiendo, con el beneplácito de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que los países ricos (especialmente Estados Unidos y la Unión Europea) continuaran aplicando abusivos subsidios, mientras se exigía que los países pobres liberalizaran su agricultura. La consecuencia ha sido una total dependencia por parte de los países en desarrollo de precios agrícolas internacionales distorsionados por los subsidios de los países desarrollados, afectándoles de manera desproporcionada el alza internacional de los precios de los alimentos.

En este sistema globalizado, las reglas del comercio internacional están beneficiando a unos pocos actores que, gracias a su posición dominante, se llevan el grueso de los beneficios. Solamente cuatro empresas (Cargill, Bunge, ADM y Louis – Dreyfus) controlan casi tres cuartas partes del comercio mundial de cereales. Otras tres empresas (Nestlé, Danone y Parmalat) monopolizan el mercado de lácteos.

(…)

La concentración alimentaria en manos de unos pocos tiene importantes consecuencias para el productor y para el consumidor, puesto que son esas pocas empresas las que se encargan de determinar el precio para toda la cadena. El resultado es que la diferencia entre el precio en origen y el precio en destino (IPOD) es más elevada. Según ha indicado el sindicato agrario COAG, esta diferencia en el IPOD en España ha ido al alza en los últimos años y ha alcanzado el 500% en algunos productos alimentarios.

Esto genera una creciente desaparición de la población campesina, puesto que las ganancias que se quedan en estos intermediarios mientras que los precios que reciben los campesinos apenas compensan los gastos de producción. Y, evidentemente, también afecta al consumidor porque cada vez hay menos canales para acceder a los alimentos.

Uno de los productos en los que la posición dominante de pocas empresas y las prácticas abusivas son más sangrantes es el café. El hecho de que el control internacional del café esté en manos de cinco empresas y que para este producto, junto al cacao y al azúcar –las tres materias primas alimentarias más rentables-, no haya limitaciones para las inversiones financieras especulativas en el ámbito de la Unión Europea, permite que se produzcan situaciones muy injustas respecto a los campesinos que los producen, que en muchos casos reciben pagos míseros, frente a las sustanciosas ganancias de las distribuidoras.

Frente a ello, las redes de comercio justo, que ponen una especial atención en estos tres productos, se preocupan de que el productor en origen reciba una remuneración justa por su trabajo.

Que hacer CJ

Hemos extraído este texto sobre el compromiso con el comercio justo del documento Hambre de justicia. Siete compromisos capitales en la lucha contra el hambre de la campaña Derecho a la Alimentación. Urgente.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

About jorgecastaneda

Responsable de Campañas y Comunicación Externa de ONGAWA. Cuento algunas cosas en Twitter (@jcponline) y en mi blog (http://developmentneedscitizens.wordpress.com/)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: