Compromiso como persona ahorradora

portada

Hoy la mayoría de las personas utilizamos cuentas bancarias en las que ingresamos nuestro dinero, domiciliamos nuestros pagos, etc. Es también normal que aquellas personas que disponen de suficientes ahorros realicen inversiones para obtener una cierta rentabilidad de los mismos.

Si preguntamos a diferentes personas qué les ha motivado a tener su cuenta en una determinada entidad bancaria podremos encontrar motivaciones muy diversas: en unos casos habrán buscado aquella que les ofrece la máxima rentabilidad, en otros se habrán basado en criterios de seguridad y confianza; algunas personas buscaron en su momento aquella entidad que les ofrecía mejores condiciones para un préstamo hipotecario y abrieron también su cuenta bancaria en la misma entidad; incluso encontraremos gente que habrá tenido en cuenta el compromiso social de la entidad bancaria o los criterios éticos que apliquen en sus políticas de inversiones.

Seguramente la mayoría de la gente no sabe qué hace el banco con su dinero mientras lo tiene en depósito. Los bancos operan con los fondos que sus clientes les confían buscando obtener beneficios. Para ello invierten en diferentes empresas y actividades, utilizando productos financieros muy variados y complejos. Quizás no somos conscientes de que la entidad bancaria en la que hemos depositado una cantidad de dinero a plazo fijo está utilizando nuestro dinero durante el término de ese plazo en inversiones relacionadas con armamento, o en industrias extractivas que están teniendo un negativo impacto medioambiental en países en desarrollo, o en inversiones de carácter especulativo con productos alimentarios básicos,…

Aunque no estemos de acuerdo con ello, queramos o no queramos, nuestro dinero sirve a intereses muy diversos dependiendo de la entidad bancaria y/o del tipo de inversión que elegimos. Probablemente en la mayoría de los casos ni siquiera somos conscientes de ello; simplemente, al entrar en la operativa habitual de nuestro sistema económico y financiero, colaboramos con muchas de estas iniciativas de una forma acrítica.

Resulta relativamente fácil comparar las condiciones que nos ofrecen unos bancos u otros, qué tipos de interés nos cargan en nuestros préstamos hipotecarios, qué tasas de rentabilidad nos ofrecen por los depósitos, qué comisiones nos aplican en la operativa de nuestras cuentas,… pero resulta bastante más complejo saber qué hacen con nuestro dinero, cuál es la política de inversiones de cada entidad, qué criterios éticos aplican o no aplican.

Como se ha podido ver en los últimos años, las cuestionables prácticas de determinados operadores financieros provocaron una crisis financiera de enorme magnitud que ha contribuido a la crisis económica que estamos viviendo. El afán de lucro desmedido unido a la utilización incorrecta -en muchos casos maliciosa- de determinados productos financieros ha generado enormes beneficios para pocos y terribles pérdidas par la mayoría.

que puedo hacer

Hemos extraído este texto sobre el compromiso como persona ahorradora del documento Hambre de justicia. Siete compromisos capitales en la lucha contra el hambre de la campaña Derecho a la Alimentación. Urgente.

Anuncios

Etiquetas: , ,

About jorgecastaneda

Responsable de Campañas y Comunicación Externa de ONGAWA. Cuento algunas cosas en Twitter (@jcponline) y en mi blog (http://developmentneedscitizens.wordpress.com/)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: